Día mundial de los océanos

Cada 8 de junio celebramos el día mundial de los océanos, instituido así por la Asamblea de las Naciones Unidas en 2009. Para este año, el tema propuesto es “Nuestros océanos, nuestro futuro” con el que se pretende recordar la importancia de nuestros océanos y hacer conciencia de los daños que el hombre ha causado con su sobreexplotación.

Los océanos cubren aproximadamente dos tercios del planeta, sus aguas aportan diversos recursos y con esto, aparece la presión humana que se transforma en sobreexplotación y malas prácticas, las cuales se manifiestan en el deterioro y destrucción del hábitat de algunas especies marinas.

 

Es importante que en este día seamos capaces de reflexionar acerca del daño que estamos haciendo particularmente al Océano Pacífico, con los desechos industriales, y preguntarnos de qué manera nosotros como individuos ayudamos a reducir la destrucción.

También es una instancia para apreciar y recordar el gran valor de los océanos en el mundo entero, porque no son solo un aporte económico, sino que también hay reconocerlos como productores de la gran parte del oxígeno que respiramos, y por cumplir con la función de absorber emisiones de carbono y regular el clima.

Chile es un país bañado de norte a sur por el Océano Pacífico en el territorio continental, y las aguas que rodean las islas polinésicas Rapa Nui y Salas y Gómez. Este océano, es una de nuestras fuentes de alimentos, ingreso económico, recreación y turismo, pero también es el hábitat de muchos animales marinos que debemos proteger y respetar.

 

 

En Chile, el mar es historia, es trabajo, es fuente de inspiración, recordemos el “Litoral de los Poetas” y la fascinación de muchos artistas chilenos como Vicente Huidobro, Pablo Neruda, Manuel Rojas y Nicanor Parra por sus aguas, pero en especial Salvador Reyes “el gran marinista”, el máximo exponente de la literatura marítima en el país. El mar también representa un hogar para diversos seres vivos, tenemos especies propias de la región como el Delfín Oscuro que se encuentra protegido por la ley de Chile. 

 

Si bien los océanos nos aportan muchos beneficios, lamentablemente el hombre ha abusado de estos recursos y ha privilegiado los intereses de la industria por sobre el cuidado de las aguas. Es nuestro deber como personas aportar en aminorar los daños al ecosistema, cuidando nuestro entorno todos salimos beneficiados.

 

Gran parte de estos residuos llegan al mar desde los usuarios de las playas y terminan interactuando con la biodiversidad que allí existe.

Los mares están "amenazados como nunca antes", advirtió el secretario general de la ONU António Gutérrez, quien señaló que un estudio reciente indica que podría haber más plástico que peces en el océano para 2050, si no se hace nada al respecto.

El jefe del organismo internacional dijo a presidentes, ministros, diplomáticos, activistas y defensores del medio ambiente de casi 200 naciones, que los océanos "la sangre vital de nuestro planeta" están siendo dañados gravemente por contaminación, pesca excesiva y los efectos del cambio climático.

El dirigente de la ONU, Guterres, también dijo que intereses enfrentados sobre territorios y recursos naturales han obstaculizado el avance durante mucho tiempo para limpiar y restaurar la salud de los océanos, los cuales cubren dos terceras partes del planeta.

Una vez que los desechos llegan al mar es casi imposible recuperarlos, por esto, hagamos el compromiso de no contaminar nuestro océano con basura ni apoyar la sobreexplotación de sus recursos, mostremos nuestro descontento ante la injusticia y las malas prácticas que lo afectan. Respetemos nuestros océanos por futuro de las nuevas generaciones.

¿Cuál es tu compromiso con nuestros océanos?

© 2017 Departamento de Publicidad e Imagen. Todos los Derechos Reservados. Diseñado por Semilla Publicidad / Universidad de Santiago de Chile.

Contactanos

Carrera de Publicidad
Departamento de Publicidad e Imagen
Facultad Tecnológica
Universidad de Santiago de Chile

2 2718 05 02

contacto@publicidadusach.cl

Mantente Conectado